Miembros de la Guardia Nacional y Ejército protegen al Cartel de Sinaloa en Chiapas

Chiapas Noticias
[et_pb_section fb_built=”1″ theme_builder_area=”post_content” _builder_version=”4.18.0″ _module_preset=”default”][et_pb_row _builder_version=”4.18.0″ _module_preset=”default” theme_builder_area=”post_content”][et_pb_column _builder_version=”4.18.0″ _module_preset=”default” type=”4_4″ theme_builder_area=”post_content”][et_pb_text _builder_version=”4.18.0″ _module_preset=”default” theme_builder_area=”post_content” hover_enabled=”0″ sticky_enabled=”0″]

 ANABEL HERNÁNDEZ: CONTRACORRIENTE!

Miembros de la Guardia Nacional y Ejército protegen al Cartel de Sinaloa en Chiapas
23.09.2022
En diversas denuncias ciudadanas se afirma que en el estado de Chiapas el gobernador, funcionarios estatales, y miembros del Ejército y Guardia Nacional protegen al Cartel de Sinaloa.

El Ejército Mexicano y la Guardia Nacional protegen al Cartel de Sinaloa en Chiapas, entidad ubicada en la frontera con Guatemala y que representa uno de los puntos más importantes para el tráfico de cocaína proveniente de Centro y Sudamérica. Esto lo hacen con la complicidad del actual gobernador Rutilio Escandón, del partido oficial Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)y quien gobierna Chiapas desde octubre de 2018, así como Francisco Orantes Abadía, subsecretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del Estado; Roberto Yahir Hernández Terán, director de la Policía Estatal Fronteriza , Jordán Orantes Alegría, Fiscal de la Fiscalía General del Estado, y Jesús Méndez Rojas titular de la Policía Ministerial del estado.

Así se denuncia en escritos ciudadanos dirigidos al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y enviados a la Fiscalía General de la República, encabezada por Alejandro Gertz Manero. Pero de acuerdo a los denunciantes, quienes me enviaron una copia de los diversos documentos y con quienes hablé directamente, la FGR no ha hecho nada al respecto.

De acuerdo a las denuncias, esta situación ha provocado que el municipio Frontera Comalapa, ubicado al sur de Chiapas y que colinda con Guatemala, sea la base de operaciones de una poderosa célula del Cartel de Sinaloa (CS) comandada actualmente por un narcotraficante del que hasta ahora nadie ha hablado, conocido en la región como “Güero Pulseras”, originario de Sinaloa y enviado directamente por Ismael “El Mayo” Zambada, líder de dicho cartel, para controlar Chiapas.

Esta célula criminal, señalan, controla partes de los municipios de Frontera Comalapa, Tonalá, Venustiano Carranza, Pijijiapan, Teopisca, San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, la capital de Chiapas. Dicha zona es clave para el tráfico de droga y tráfico de indocumentados.
Se afirma que la presencia Cartel de Sinaloa ha provocado en la región una brutal ola de secuestros, cobro de piso, extorsiones, desapariciones, robo de combustible mejor conocido como “huachicoleo” y homicidios en contra de la población en general.
“El Cartel de Sinaloa se ha perpetuado en el estado de Chiapas, contando con la protección del gobierno del estado, a través de sus órganos de seguridad pública, quienes están al servicio del citado cartel, además cuentan con el apoyo del Ejército mexicano, Marina y Guardia Nacional, ahora existen levantones, cobro de piso, extorciones, secuestros, robo de combustible, etc.”, señalan en una de las denuncias dirigidas a López Obrador en junio pasado.

“El mismo El Mayo Zambada designó al Güero Pulseras como encargado de la Plaza de Chiapas, y efectivamente el Güero Pulseras cuenta con casas de seguridad en Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Teopisca, Pujiltic, Tonalá, contando con el apoyo del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional”, se señala en otro de los documentos.

La semana pasada, a petición de AMLO, las cámaras de Diputados y Senadores aprobaron que la Guardia Nacional pasara al control operativo, administrativo y estratégico del Ejército Mexicanopasando ilegalmente a la militarización total de la seguridad pública, violando lo estipulado por la Constitución.

Diversas organizaciones civiles en México y hasta la ONU se han pronunciado en contra de esa medida porque la militarización traerá un aumento en las violaciones graves a derechos humanos y una restricción en las libertades individuales de los ciudadanos.

“No al golpe militar”, protestó el 15 de septiembre un colectivo de mujeres familiares de personas desaparecidas en México a través de una monumental manta colocada en el monumento conocido como Estela de Luz en la Ciudad de México, en la conmemoración del Día de la Independencia.

Esta es la segunda denuncia específica y concreta que recibo sobre la presunta protección u omisión de las fuerzas armadas y la Guardia Nacional en beneficio del Cartel de Sinaloa.

La semana pasada. en este espacio. publiqué la denuncia de la alcaldesa de Sayula de Alemán en Veracruz, Lorena Sánchez Vargas, quien me aseguró en entrevista que su municipio y los municipios Playa Vicente y San Juan Evangelista, todos gobernados por el partido Morena, están bajo el control de un grupo denominado “Los Chivos” que realiza actividades criminales y está vinculado al CS. Y que esto ocurre ante la presencia y tolerancia de la Guardia Nacional, que tiene una base de operaciones en Sayula.

Aunque el gobierno de AMLO y el propio secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, afirman que la militarización es la única solución para combatir la violencia y poder de los carteles de la droga, el caso de Veracruz y ahora el de Chiapas muestran que la militarización ha producido la protección directa o indirecta del Cartel de Sinaloa, organización con la que el partido Morena ha realizado pactos narco-electorales, como lo vengo señalado desde el 2021.

Génesis del CS en Chiapas

Desde hace varios lustros Chiapas es una zona estratégica para el CS por su cercanía a Guatemala, ya que es uno de los principales puntos de tráfico de cocaína proveniente de Centro y Sudamérica y de inmigrantes.

Durante años, la cabeza más visible del CS en la entidad fue Gilberto Rivera Amarillas, alias “Tío Gil”, quien fue detenido en Guatemala en 2016 y extraditado en 2017 a Estados Unidos a petición de la Corte de Distrito Este en Columbia.

“Licenciado Andrés Manuel López Obrador, desgraciadamente vemos como el país se ha convertido en un narcoestado alentado por muy altas esferas del actual gobierno sin dejar atrás las mismas prácticas de los gobiernos anteriores como el PRI y el PAN, existen pruebas contundentes que así lo acreditan y a pesar de las muchas denuncias las autoridades son las mismas que incurren en estos actos…”

Se afirma que el ex Fiscal General de Chiapas, Raciel López Salazar, quien ocupó el cargo de 2012 hasta 2018 durante los gobiernos de Juan Sabines, del PRD, y Manuel Velasco, del Partido Verde Ecologista, “era incondicional” del “Tío Gil”. En 2018 fue candidato a diputado federal por el PVEM y el PRI por el distrito VII de Chiapas.

Según los denunciantes, cuando el narcotraficante Antonio Leonel Camacho Mendoza, alias “300” o “Bin Laden”, -jefe de sicarios del CS en el Estado de Chihuahua- fue detenido en marzo del 2022 en la capital del estado de Chiapas, estaba con él Raciel López, hijo de Raciel López Salzar. Se afirma que “Bin Laden” estaba hospedado en la casa del ex Fiscal de Chiapas.

El expediente criminal 15-cr-00189 abierto en Columbia, del cual tengo copia, confirma lo que señala la denuncia ciudadana. Indica que “El Tío Gil” era un poderoso narcotraficante que traficaba toneladas de cocaína de Venezuela y Colombia a México para luego ser trasladada para su venta. Y de acuerdo al expediente de la Corte de Columbia, el departamento de Justicia pagaba sobornos a autoridades en México por protección a autoridades de la Fiscalía General.

Según los documentos judiciales los sobornos iban de 50 mil dólares mensuales para autoridades federales en México, 50 mil dólares para funcionarios de la Fiscalía, y 25 mil dólares para inspectores aeroportuarios.

Sucesión

“El tío Gil” murió en 2017 a causa de una enfermedad terminal en una cárcel de Estados Unidos y lo relevó en Chiapas su hijo, Ramón Rivera Beltrán, alias “El hijo del tío” o “El JR”.

En 2018 fue electo como gobernador de Chiapas Rutilio Escandón, del partido Morena, y se afirma que en su administración se ha seguido protegiendo al Cartel de Sinaloa. Aunque cambiaron los titulares de la SSP y el Fiscal General de Chiapas, quedaron en los mismos cargos Francisco Orantes Abadía, como subsecretario de la SSP, y Jordán Orantes Alegría, en la FG, quienes han permanecido inamovibles de esos puestos desde el gobierno de Sabines sin importar los cambios de partido político en el gobierno.

“El hijo del Tío Gil contaba con escoltas de militares y de elementos activos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, para su protección; tan es así que el día 7 de junio del 2021, cuando fue ejecutado, también fueron ultimados sus escoltas, que resultaron ser elementos activos de la secretaría de seguridad pública estatal. Sin embargo, se supo que manipularon los expedientes y supuestamente ya habían causado baja de la institución”, señala uno de los documentos.

Tras su homicidio quedó como encargado Juan Isidro Rivera, alias “El Chilo”, pero más tarde el propio “Mayo” Zambada envió al narcotraficante del que hasta ahora prácticamente nunca se ha había hablado y cuyo apodo es “Güero Pulseras”. Se acusa además que Zambada presuntamente habría pagado por la protección de su gente 3 millones de dólares.

Como muestra de la impunidad de que gozan, el 22 de mayo pasado realizaron “una demostración de fuerza con un convoy de aproximadamente 16 camionetas blindadas que se pasearon por el municipio de Teopisca el 22 de mayo del 2022. En los periódicos señalaron que eran integrantes del CJNG, sin embargo son integrantes del Cartel de Sinaloa…” , según la denuncia presentada.

Se añade: “El Güero Pulseras cuenta con un ejército de sicarios con armas de mini-calibre 50 (una especie de metralleta), AK-47, lanzagranadas calibre 40, carros blindados y casas para fabricar monstros (vehículos blindados artesanales). Los sicarios son provenientes de Sinaloa y Michoacán ya que se sabe que tienen lazos con El Abuelo (Juan José Farías), líder de Los Viagras y acérrimos enemigos del Cartel Jalisco Nueva Generación…”.

El Presidente municipal de Teopisca, Rubén de Jesús Valdez Díaz, se pronunció contra la presencia del grupo criminal y fue asesinado en junio pasado.

Los vehículos del CS que fueron usados en el desfile criminal, se afirma, “están guardados en propiedades en la comunidad de Puljiltik, y fueron escoltados por la propia Guardia Nacional después del desfile en Teopisca…”.

Guardia Nacional y Ejército, escoltas del CS

“El Güero Pulseras llega directamente a las oficinas del Coordinador de la Guardia Nacional sector caminos, el Capitán Reinel Martínez Aguilar, quien recibe la cantidad de cien mil dólares mensuales para no molestar a los integrantes del Cartel de Sinaloa”, aseguran en la denuncia presentada.

Pude corroborar que Martínez Aguilar es titular de la estación de la GN en San Cristóbal de las Casas. Y ha sido titular de la 12ª Sección de la Policía Militar en Chiapas.

El actual coordinador de la GN en el estado es el general Manuel García Morcillo.

En la denuncia ciudadana se afirma que la dirección donde se hacen los blindajes artesanales de vehículos utilizados en las acciones delictivas del CS es Calle 20 Poniente Sur número 2089 colonia Penipak en Tuxtla Gutiérrez. Y que ahí también se preparan drones con explosivos “lo que se informa por el peligro extremo que está por acontecer ante la complacencia de todas las autoridades de todos los niveles del Estado”.

Y denuncian que en el poblado de Chamic, del municipio de Frontera Comalapa, está asentado un grupo de sicarios del CS que han establecido retenes; “este punto es el de mayor importancia para el Cartel de Sinaloa pues en este punto controlan la entrada de la droga…”. Los narco-retenes, afirman, “están a 300 escasos metros del puesto de control militar conocido como el Jocote ante la complacencia del personal militar”…”se sabe que las autoridades militares protegen a este grupo por los sobornos existentes que pagan cuota a los mismos comandantes de los batallones como el 15 RCM (Regimiento de Caballería Motorizado), 91 y 101 Batallones de Infantería”.

De acuerdo a los denunciantes, por los hechos narrados la FGR abrió la carpeta de investigación FED/SEIDO/UEITA-CHIS/000274.

La guerra que viene

En las multicitadas denuncias se advierte que en Chamic se ha instalado un centro de adiestramiento donde el CS está reclutando a indocumentados cubanos, haitianos, guatemaltecos y hondureños para entrenarlos en el manejo de armas.

La población que vive en los municipios que según los denunciantes están bajo el yugo del CS en Chiapas sobrepasa el millón de personas. En junio pasado, en San Cristóbal de las Casas, uno de los territorios que se denuncia están en manos de “El Güero pulseras”, un grupo de hombres armados tomó control a plena luz del día durante al menos cinco horas del mercado público e hicieron disparos al aire usando armas de alto poder, aterrorizando a la población.

He tratado de confirmar las afirmaciones realizadas en las denuncias a través de otros instrumentos. Lo que puedo afirmar es que fuentes de inteligencia de la Secretaría de Marina me aseguraron que actualmente los grupos con más presencia en Chiapas son CS y en segundo lugar Cartel jalisco Nueva Generación.

Efectivamente como señalan las denuncias, aunque la GN tiene presencia en Chiapas desde 2020 los delitos siguen en aumento. De 2020 al 2021 la tasa de Prevalencia Delictiva en Chiapas aumentó el 13 por ciento, convirtiéndose en uno de los cinco estados con mayor aumento en todo el país de acuerdo al informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía fechado en septiembre de 2022.

Así mismo, el índice de percepción de inseguridad de personas mayores de 18 años llegó en 2022 al punto más alto en los últimos 10 años. En 2012, el 37.9 por ciento de la población dijo que Chiapas era inseguro, ahora lo señala el 72.6 por ciento de los habitantes, según INEGI.

“Los pueblos están hartos de estos narcopolicías y secuestradores corruptos”, señalan los denunciantes, quienes este jueves llevaron sus quejas incluso a redes sociales como Facebook.

“Si no le dan solución en unos días empezarán los enfrentamientos contra estos policías corruptos, que ya no sabemos si son policías o son empleados del Güero Pulseras, y también se iniciará una cacería contra el secuestrador Güero Pulseras y su gente del Cartel de Sinaloa. No se les permitirá a esta clase de secuestradores que sigan atemorizando a la población con sus levantones, secuestros y asesinatos”, advierten los quejosos.

De confirmarse las afirmaciones de los denunciantes, esto deja claro que la Guardia Nacional no tiene la capacidad ni la integridad para tener el monopolio de la seguridad pública en México y que, por el contrario, dejar todo el control en sus manos podría generar más violencia y empoderar de manera selectiva a ciertas organizaciones criminales como el Cartel de Sinaloa.

Artículo publicado en:  www.dw.com

https://www.dw.com/es/miembros-de-la-guardia-nacional-y-ej%C3%A9rcito-protegen-al-cartel-de-sinaloa-en-chiapas/a-63223566

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]